marzo 06, 2006

Hoy no hay poesía

Alguien me comentaba hoy que si un adolescente pasa horas frente a la computadora y se aísla de la gente (de hacer amigos en persona) no era bueno para su salud. Eso me hizo pensar en las horas que usualmente le dediqué a este medio durante mis épocas negras y lo mucho que me ayudó andar entre la comunidad virtual que parchadamente he visto construirse a mi alrededor.

Se me va la vida en estar alcanzando hilachos del mundo -real y virtual-. He estado organizando mi vida social y mis visitas de doctor a la gente que quiero. Estoy de breves momentos a instantes de café con mi familia en casa y me dedico horas enteras a cuidar de mi integridad mental frente al televisor y los libros de medianoche.
He descuidado a mi familia virtual. Algunos me envían sus saludos y me extrañan. También los extraño a todos.. pero saben? es cansadisimo estar en el trabajo sentada por más de 12 horas frente al monitor y luego llegar a casa a lo mismo. Y vaya que el acumular correo virtual no genera basura, pero entre más hay más flojera da leerlo.

Los leo a todos, de ves en cuando, en mis breaks de la mañana y de la tarde, durante el intermedio entre la comida y las próximas horas del trabajo antes de que la noche caiga. No los visito en sus comentarios, pero los valoro en cada coma, cada punto y aparte, cada letra que cae pegada a mi experiencia viva.

Aunque les conozco la cara por una fotografía de dos dimensiones puesta en pantalla, misma ropa, misma expresión y posiblemente la mejor perspectiva que ofrecemos de nosotros mismos sé que conozco más de sus almas y espíritus, de las auras que me rodean en el teclado y que destellan luz en mi pantalla. Me irradian su energía, me contagian de sus sentimientos.

Ah que buenos momentos paso con ustedes cuando el tiempo corre lento mientras corro por los vecindarios y abro un poco las puertas de sus vidas.
Gracias por compartir.
Hoy no hay poesía versada.
Pero hay poesía en sus vidas, de nuevo gracias por ese regalo.

3 comentarios:

Irarrazabal dijo...

Mi amiga Tamy,
Me sucede igual, de hecho, hace tiempo que no te visitaba.
Lo distinto en mi es que esto me ha servido de terapia para muchas cosas.
Tambien pensé en un momento que se acababa la poesía, si te fijas (para que veas que de alguna manera hay conección), escribí algo acerca de ello y hasta usé el mismo título en el verso! (sin saber)
Saludos y escribe a tu ritmo, pero escribe!

Drama queen dijo...

Amigo querido..
No soy Tamy, pero gracias porque te agraden mis escritos.
Como bien dices, es terapéutico y sí de repente parece que la poesía termina, pero en realidad, sólo es cuestión de lo que el corazón diga en el momento.
Pronto habrá algo nuevo.
saludos, ss.

Misionero dijo...

La vida en sí es poesía mi querida Drama Queen, no necesariamente la poesía debe escribirse en verso para serlo incluso a veces no necesita escribirse siquiera, basta que haya un acto de amor que pueda traducirse a palabras. Al leerte siento por ti una especial simpatía, por tu generosidad al compartir con nosotros desde tu silla en el rincón tus escasos momentos libres. Veo claramente hilillos imantados de corazón a corazón en tus letras y como te llenas de un inequívoco sentir de fuerzas invisibles, cuando de corazón escribes. Muchas gracias amiga por tu afecto, te agradezco tus visitas que me han animado mucho y las cuales aprecio con gran estima. Créeme que te comprendo a la perfección porque yo también a veces paso por lo mismo

Un abrazo iluminado de afecto de tu amigo

el misionero