julio 29, 2009

Mil maneras (Caleidoscopio)

Luces que juegan a cambiar sus mantos
atrapando colores a ojos cerrados
voces de niños y murmullos de ríos
cantos de flores y soplos de mariposas
que caminan lentamente sobre el aire
mientras mi mano toma la tuya.

Electricidad que se enciende en el aire
cual nube que amenaza tormenta
tu mirada encendida que arrasa mis sentidos
atrayendo misterios e ignorando peligros
donde no hay mañana ni final de cuento de hadas.

Este viento extraño del oeste
por el cual quiero dejarme llevar
me empuja y me toma
me acerca y me aleja
nos negamos pero nos extrañamos
todo el día
todas las veces
que nuestras voces quedas
se acercan en la noche.

>>a tí que por las noches me visitas y en tus días me extrañas<<

4 comentarios:

Rey Maldito dijo...

Lloré al leer tu poema, amiga, es lo mejor que te he leído... y cuando digo lloré... es en el sentido más literal del término.

Beso!

Drama queen dijo...

Que hermoso tu comentario!
Pues si, me inspiré anoche.. ah que sería de mi sin mis musos volátiles... jajaja

mujer imagen dijo...

tantos cafés, tantos días, me despiertas y me arrojan en los brazos de una antigua amante mía! Sí, es ella, vieja asesina de papel...Adoro la poesía. También yo he muerto sin ella.
Saludos eternos para Méxixo ysu musa.

Drama queen dijo...

Amiga!! es un gusto retomar en donde nos quedamos, solo que mas adelante.. sigamos haciendo poesía (aunque me llevas la delantera jiji)