octubre 06, 2005

Día quinto o "la ergomanía en el ser sin levedad"

Octubre 5, 2005

Se supone que hoy fue un buen día, como dicen los de AA. Aunque de repente soy como los CA y paso frente al escaparate y observo los diferentes postres que se ofrecen, sabiendo que no debo pedirlos y entonces sé al mismo tiempo cuan débil y fuerte soy.

He llorado un poco el día de hoy, pero no quiero (ni debo) llorar más, aunque son lágrimas que sólo se derraman por mí y por mis fallidos intentos de ser alguien más. Me he probado que -en efecto- no logro ser yo misma, aunque yo misma no lo creo, casi 30 años de mi vida y aún no encuentro quien soy. Soy un desperdicio de tiempo... lo soy?

Eso me recuerda que pronto cumpliré años, solía ser mi celebración favorita y aún sigo pensando que no me importa que la gente conozca mi edad, aunque pronto estaré en el punto en que me preocupará que lo sepan y no porque me sienta vieja, sino por esas largas miradas de escrutinio que tienen cuando intentan comprender por qué a mi edad parezco lo que soy y no soy lo que pareciera (o debiera) ser y me tienen lástima en sus ojos creyendo que soy un gran fracaso.

En realidad la parte sensata en mí me grita: SEGUIRÁN CREYENDO QUE ERES UN FRACASO MIENTRAS TU NO QUIERAS DEJAR DE SENTIRTE UN GRAN FRACASO!
Sí, y así la oigo y todo, con la voz aniñada que aún me sale y los micrófonos son capaces de grabar cada vez que debo usar uno.

Dentro de mí siempre he sabido lo que quiero ser, en lo que me quiero convertir, la gran incógnita es si al lograr lo que tanto deseo no se convertirá en un soberano aburrimiento en menos tiempo del que imagino. Solía ser tan curiosa por la vida, siempre queriendo aprender algo nuevo y siempre intentando salir adelante. Es una maldición familiar, ¿sabes? cada vez que intentas sobresalir, los primeros en venir a decirte que así no se hace son "ellos" , es decir, de quien menos lo esperas.

Mientras saboreaba una ensalada, cuya combinación dudosa de ingredientes la hacía más interesante, me preguntaron: ¿por qué buscas problemas donde no los hay? Tienes una casa, comida suficiente, techo donde vivir y una familia. Hay gente peor que tú, pero te gusta crearte graves problemas.

Y sí, lo reflexioné mucho toda la tarde, en realidad DEBO hacerlo, si algo que detesto es ser alguien del montón que sigue un camino trazado por los demás, me gusta pelear que lo que existe no es del todo correcto, me gusta alzar la voz ante lo que no me parece justo o ante lo que a mis sentidos debiera ser cambiado, me gusta buscar un cambio donde todo parece estancado y me gusta seguir caminando cuando los demás se han cansado.
Es curioso que me proclame tan controversial, cuando en realidad me he topado con gente que sigue adelante incluso cuando yo también ya me harté, pero bueno! nadie es perfecto, no?
Creo que el mejor legado que me dejó mi primer novio no fue su rastra de poemas cursis y melodramáticos, sino el haber declarado con franqueza: "siempre habrá alguien mejor (y peor) que cada uno de nosotros, pero solamente tú sabes junto a quien te quieres quedar" y entonces lo dejé para seguir buscando más adelante, porque ya se había quedado atrás de mis expectativas, es de las pocas decisiones de las que no me arrepiento.

Y ahora creo firmemente, es más, estoy segura, que estoy en un nivel aceptable en el que hay gente corriendo delante de mi, pero hay gente arrastrándose detrás de mi y todos vivimos nuestra vida en el modo que mejor nos place... Conclusión: me gusta buscarme problemas.

Es "my american way of life" como dicen los gringos, cada día analizo más mis quintos, sextos y hasta décimos elementos y sí, debo admitirlo, soy adicta al trabajo (ergómana según lo descubrí hoy), soy comedora compulsiva (des-control de la inteligencia emocional), NO y NO y NO me gustan los deportes como algo para "amar" tanto como amo mis libros, pero no lo rechazo ¿acaso eso es un pecado?, soy muchas cosas que sólo yo me acepto y creo que aún no encajo en el estatus que la sociedad exige y eso también me deprime.

Ah que la canción! diría una de mis parientas y dale de nuevo con la misma rabieta. Pero debo admitirlo, soy depresiva, a pesar de toda esa energía de felicidad que está agazapada en los rincones de mi alma y en las esquinas de mi corazón. Soy una persona depresiva, enferma o no, al menos tengo el coraje de admitirlo.

Eso hace que entienda taaantaaas cosas, las amistades que elijo, los amores frustrados (todos por supuesto), mi relación familiar y mis locuras psicopasionales mensuales, semanales o según amanezca la luna.

Sé que en uno de estos días amaneceré con la ridícula idea de ¿en qué momento me deprimí? y lo peor ¿por qué? Qué me estoy haciendo, tirando mi vida a la basura por un par de hormonas que se descamodaron y no fui capaz de ignorar.

La verdad... la verdad es que la verdad no existe (sí me robé la frase y qué)
Pero me gusta, esa y la de "yo soy yo y mis expectativas" (aunque Ortega y Gasset dirán que fueron las circunstancias); pero en mi vida, las expectativas son por lo que mi vida ha dependido siempre de un hilo. Eso y mi riñón (ja!)

¿Que si ya terminé? Seguro que sí, pero sólo por este rato. Hay mucho que transcribir aún, hay ideas frescas que debo seguir transcribiendo en una hora menos insegura.
El día de hoy dejo un beso aquí extendido para quien ya sabe que debe tomarlo.

Gracias, gracias, gracias a tí, que ya sabes que no te amo, pero siempre serás un pedacito de mis amaneceres regios.

Debo dormir, 12.50 am
Hasta otro día (ss)

2 comentarios:

mujer imagen dijo...

y dime como es eso de que eres un algo un cero aporte una individua que no encaja en la sociedad ? cuando fuimos los sensibles, escritores de todo tipo, los intensos, los superfluos, los comerciales, los abanderados, los pasionales, los indecisos......seres comunes ?
ser escritor...pintor, escultor y demases, es una condena querida!,. mil veces lo supongo mejor, que ser una oveja más de una larga lista de seres sin nombre, sin rabietas, sin identidad- Una pareja simple, tarde o temprano te hartará.... no soy orientadora -obvio-
pero si te pulsa el pecho. si te deja despierta esta pasion, creeme no eres una mujer comun..si eres extraterrestre!, y bienvenida! al cosmos de los no mortales. sin animos de suprerioridad, solo es nuestra verdad- algunos les llaman karma...
prefiero llamarle mi destino. mi legado. mi motor sensorial.
noes bueno no es malo, pero es...! y está!
No estas sola, abre mira, estamos los demas.
Escribe. sigue....sigue...

un abrazo.
veronica

Drama queen dijo...

ah Vero, Vero...

"No estoy sola", en efecto, como con los extraterrestres, no estamos solos, pero no me había encontrado a mis congéneres!!
Me alegra saber que ya tengo una identidad y que soy de un mundo que tanto anhelaba.
Que están ahí, como tú, esperando mi renacimiento.

Seguiré escribiendo
saludos!
Sony