diciembre 08, 2005

Muchas vidas sin sabios ni labios



El siglo XX se terminó con muchos escándalos por parte de la gente normal y de la no tan normal también. Muchas locuras siguen pasando en el siglo XXI y me imagino cómo fue mi vida sin estas aceleraciones del mundo moderno.

Para cada época el mundo moderno existió en ese momento. Yo me imagino el futuro y conste que peco de imaginativa, pero la vida es la misma. Por mucho que quieran cerrar los ojos siempre ha habido homosexuales y madres solteras y traiciones en matrimonios y en amistades y también todo lo contrario.
El amor siempre ha sido el amor. Y los novelistas han contado historias que luego dicen que son el reflejo de la época y se vuelven un poco parte de la Historia misma.

Pero no me arrepiento de vivir la vida que vivo, ni añoro un pasado que no conozco y un futuro que aún no tengo.

Abrazo la vida con todas mis fuerzas, me sangran los poros del alma con tanta espina que encuentro y el dolor me impulsa a seguir abrazando. Extraigo el líquido viviente de lo que me rodea y bebo de los labios impulsivos en los gozos de la mañana y en los gozos de toda hora.

Aún soy capaz de levantar una ceja y asombrarme ante lo pequeño y reverenciar lo que considero grande. Y siento el mundo a mis pies. Soy soberbia pero no arrogante. Soy impetuosa pero delicada.

Me gusta entregarme, pero no a cualquiera. Los que cometen el error de creer lo contrario se han marchado poco a poco. Casi me quedo vacía en este estadio de mi egocentrismo. Los que me quieren se quedan o a los que les conviene, aunque éstos últimos son pocos. No soy muy conveniente (ni intento serlo).

Sigo detenida en el camino. Será que ya no debo pensar en "el camino" debo empezar a crearlo yo sola. Buscaré la originalidad. Interesante concepto.

A ver que sale de todo esto.
Mientras tanto el futuro luce frío allá afuera.
Voy a cobijarme, nos hablamos otra noche temprana.

2 comentarios:

Misionero dijo...

Querida drama queen, he leído muchos de tus post, tenés material hasta para volar para arriba. Ahora me he detenido en este, donde volcás todo tu poder reflexivo y parece que lo haces con una palabra bien meditada, me agrado muchísimo como te defines, tu arrojo, tú ímpetu, tu vigor entre tanto tormento. En principio estoy de acuerdo contigo en la mayoría de observaciones que puntualizas, además aunque pareciera haber mucha desesperanza noto que en le fondo impera la esperanza, de momento te visualizo solitaria frente a las estrellas, siempre en busca de la inspiración. Pero bueno, mi visión es más de fe, y todo lo analizo o trato de analizarlo bajo los conceptos del árbol de la vida ( o sea de lo auténtico y valido para todos) y no de la ciencia del mal (y del bien), que es la que impera en este mundo, esto que señalas: “Por mucho que quieran cerrar los ojos siempre ha habido homosexuales y madres solteras y traiciones en matrimonios y en amistades y también todo lo contrario” es parte de esa ciencia por eso no me preocupa mucho el tiempo en el que se van a resolver esas contradicciones, porque el resultado siempre va a ser el previsto. Somos aves de paso de eso estamos claros, como también que una golondrina no hace verano. La clave está en el rescate de los valores y desden de los anti-valores y en la suma de voluntades. Gracias amiga por todo lo que compartes, por este lindo blog tan rico. Un saludo desde mi tierra la nicaragüita.

Drama queen dijo...

Te he pasado a visitar y te dejé mensaje.
Tu poesía es un canto a la poesía misma. Gracias también por darnos un pedacito de tí.

saludos :)